... DE OBRAS DEARTE

 

LA PÁGINA WEB DE PEDRO BALIÑA

 

 

 

COLECCIONES I

 

 

 

 

EXPOSICIÓN COLECCIONABLES Y COLECCIONISTAS 2006

MUSEO NACIONAL DE ARTE DECORATIVO, BUENOS AIRES,

ARGENTINA

   

 

CONCURSO PREMIO

MUSEO NACIONAL DE ARTE DECORATIVO

AL COLECCIONISMO 2008

 

 

RESULTADOS DEL CONCURSO PREMIO MNAD AL COLECCIONISMO - Edición 2008:
Categoría A
(hasta 39 años al 15 de agosto de 2008):
Primer premio:
Pablo Eduardo Massolo, 32 años, Colección de Cascos de guerra.
Categoría B (a partir de los 40 años):
Primer premio:
Raúl Horacio Álvarez: Colección de tapas de discos LP de vinilo, de 33 rpm.
En esta categoría, y en atención a la calidad de las colecciones presentadas, el Jurado decide otorgar Menciones Honoríficas a:
Pedro L. Baliña, Colección de calientapiés de cerámica.

Darío Isaac Roitman, Colección de sellos para lacre.
Agradecemos la participación de los coleccionistas que con gran entusiasmo acompañaron esta propuesta y compartieron su historia y sus tesoros con nosotros. ¡Hasta la próxima edición!

 

Fuente: Sitio Oficial del MNAD

 

   

EXPOSICIÓN COLECCIONABLES Y COLECCIONISTAS II

MUSEO NACIONAL DE ARTE DECORATIVO,

Buenos Aires, Argentina

septiembre - noviembre 2008

 

  

Por segunda vez, el Museo Nacional de Arte Decorativo se abre a las colecciones y coleccionistas. La primera Coleccionables y Coleccionistas, en 2006, fue un asomo a esa rara pasión acumulante, ordenante, que incita a cacerías y paciencia. Se vio todo tipo de objetos, algunos de gran valor intrínseco, otros perfectamente cotidianos, valorizados y energizados por ser parte de un conjunto llamado colección. La misma sensación y la misma idea pueblan esta edición 2008, que permite espiar tesoros privados.
La idea de valorizar a los coleccionistas nació para alternar con ese otro hallazgo del MNAD, la Feria de Anticuarios. Ferias, se sabe, hay muchas, pero la que creó el museo tiene una sinergia especial, una curaduría discreta y elegante, y un ángel propio: es un catálogo de soluciones de diseño, de objetos de belleza singular. La misma línea que sigue el encuentro de coleccionistas, astutamente dividida en dos niveles físicos y conceptuales.
En la planta baja del museo, los grandes salones alojan las colecciones de alto valor intrínseco: vidrios Art Déco checos de la década del veinte, encuadernaciones firmadas, francesas y también Déco, tallas en piedras duras y jade de China, celadón y blanc de Chine de hace dos siglos, porcelanas de la Compañía de Indias –incluyendo un notable niño Jesús con rasgos orientales–, dos conjuntos de bronces, pequeñas obras de Carlos de la Torre, loros y una orquesta de monitos músicos de porcelana europea, Cristos y tallas del Buen Pastor de la colonia portuguesa de Goa, imaginería y pinturas de retablos latinoamericanos, abanicos, perfumeros de refinadas siluetas, fosforeras ornamentales, relojes de bolsillo, cernidores, platerías, vajillas de café.
Entre estas bellezas llaman la atención algunas francamente inesperadas. Una es la serie de tea caddies chinos en porcelana azul y blanca, completamente diferentes al habitual objeto de maderas o metales y muy fáciles de confundir con frascos. Otra es la colección de remates de péndulos relojeros de Juan Carlos Ahumada Seré, un conjunto de piezas refinadísimas de ormolú y broncería francesas, de entre los siglos 17 y 20, que son fascinantes esculturas en miniatura. Y, algo rarísimo en estas latitudes, el conjunto de scrimshaws de Beatriz y Erwin Swoboda, ingleses y norteamericanos. Un scrimshaw es un souvenir de ballenero, el tipo de cosas con que decoraba su cabina el capitán Ahab. Son dientes de ballenas y orcas montados en virolas de plata, para que se queden parados, y tallados o grabados con figuras de barcos o animales.
Las salas del subsuelo, blancas y más neutrales, recibieron las colecciones más pop: caballitos de calesita, muñecas, máquinas de coser de juguete, carameleras, soldaditos de plomo, barcos de juguete, termómetros publicitarios, maquetitas y herramientas de ebanistas, baitones santiagueños, aperos de plata, un conjunto de flippers coloridos y sonoros, y una flotilla de veleros de madera, modelos a escala que colecciona Gabriel del Campo.
Por cuerda separada, están los premios al coleccionismo que da el museo para alentar el vicio. En la categoría de menores de cuarenta años ganó esta vez Pablo Massolo, con una insólita colección de cascos de guerra. La categoría de mayores de cuarenta fue para Raúl Alvarez por su conjunto de tapas de longplays realizadas por artistas argentinos, colección nacida cuando Alvarez notó que un disco de Palito Ortega exhibía un retrato realizado por Carlos Alonso, nada menos.
Las menciones fueron para Pedro Baliña, coleccionista de calientapiés de cerámica, y para Darío Roitman, apasionado por los sellos de lacre.
La muestra abrió ayer en la sede del MNAD, el palacio Errázuriz de Libertador y Pereyra Lucena, y se puede visitar de martes a sábado a partir de las 14. Dura casi exactamente dos meses, así que no hay excusa para perdérsela y también para visitar uno de los edificios más notables de Buenos Aires, que es además de los mejor usados.

 

Fuente: Página12, Buenos Aires.

 

 

   

COLECCIÓN DE CALIENTAPIÉS DE CERÁMICA

Anexo: Calientamitones y calientabolsillos también de cerámica.

 

Gran parte de la colección, tal como está actualmente colocada.

Una vista de la parte superior del mismo arreglo.

Inglaterra. Calientamitones y calientabolsillos de cerámica. Ninguno excede de los 14 cm de alto ó largo.

Inglaterra. Tres calientamitones o calientabolsillos de cerámica.

De izq. a der. : “The Duke” Foot Warmer, The Peacock, Hence Smith, Marriot’s, Easo Phild, The Scotia, The Wintawant y “Foot Warmer”.

Blancos solos, blancos y azules, blancos y negros Al ver los dos calientamitones o calientabolsillos de la izquierda, se tiene la pauta de cuánto más chicos que los calientapiés son.

Blancos solos, blancos y azules, blancos y negros II. También aquí se pueden ver y comparar los tamaños marcadamente diferentes entre los calientapiés y los calientamitones o calientabolsillos. 

De izq. a der.: The Buchan's Waverley Bed Warmer, The Reliable Hot Water Bottle, The Midlothian Ideal Bed Warmer, The Joy of Home Tea, The Adaptable Hot Water Bottle and Bed Warmer.

Una gran variedad de modelos, formatos, tamaños, coloridos...

The Western Pottery Co., The Duke Foot Warmer, Foot Warmer, The Reliable Hot Water Bottle and Bed  Warmer.         

Gladstone’s Bag  B.E.D., floreado como Liberty y varios marrones.

 Azul y blanco, azules y natural, azul y marrón con forma de cartera de mujer  y violetas y natural.

Inglaterra, Bourne Denby.  

Gladstone’s Bag Hot Water,

Bottle B.E.D. Registered Model No. 740416

Inglaterra, Calientapiés del

 Príncipe de Gales,con las

 plumas del escudo del heredero

del trono británico en relieve

alrededor de la boca de llenado

y de las asas. Es muy grande

y sumamente pesado.

 

Estados Unidos de América,

Goodwill’s Bed Warmer

and Water Carrier.

Australia, calientapiés con

forma de barril y hojas en

  relieve y con colores

alrededor de la boca

 de llenado.

 

Raro calientapiés japonés

hecho por la manufactura

de Yutampo

Otra vista general de buena parte de la colección.  Abajo,  al centro, The Mecca Foot Warmer & Bed Bottle.

De izq. a der.: THe Wintawant Foot Warmer, The Universal Foot warmer, The R.A.F. Foot Warmer. Atrás, una curiosidad: un calientapiés de gran tamaño, hecho en los Estados Unidos, con diseño de ornato comprado a Doulton, que no coincide con la forma de la botella ni con la ubicación de la boca de llenado de la parte superior.

                                                                                                                   

Un conjunto de azules y blancos y de negros y blancos. “Ideal”, con guarda de uvas y hojas de parra alrededor de la boca de llenado. Doulton’s, del modelo primitivo (parados) y el “Improved”, mejorado, de corte rectangular (cuarto de los parados desde la izquierda y los acostados). Nótense los hechos especialmente para la tienda Gath & Chaves de Buenos Aires y Boucher y Bonnefroi de Santiago de Chile.

Doulton’s, modelos viejos y mejorado y nuevo “Ideal”.

The F.H. & Co. Foot Warmer.

The Bungalow Foot Warmer, Denby Stoneware. Lindo y raro.

The Henderson Foot Warmer, atrás uno color borravino oscuro marca Red Wing y hecho en los Estados Unidos, The Doulton’s Thermette, Bazar Inglės, The Wintawant.

De izq. a der.: un Doulton's Thermette, Ye Olde Fulham Pottery y The Henderson Foot Warmer, de Boston, Massachusets, E.E.U.U., que tiene la tapa a rosca, de metal.

   

COLECCIÓN DE MIELERAS DE CERÁMICA

  

La dueña de estas mieleras de cerámica tenía una insignificante colección de sólo unas 11 ó 12 piezas. Me consultó si aceptaba el desafío de conseguirle unas cuantas más. Después de 2 ó 3 días de investigar un poco el tema, le confirmé que podría darle el gusto de juntárselas. Y hoy en día, luce orgullosa una colección de algo más de 270 mieleras de lo más variadas. La mayoría son inglesas, escocesas, galesas, estadounidenses, canadienses, italianas, portuguesas, japonesas y hasta hay alguna finlandesa, una francesa y otra israelí.  Muchas son hechas por conocidas manufacturas, otras son diseños exclusivos de renombrados artistas y otras están hechas por famosos ceramistas en sus talleres personales. La mayoría tiene forma de colmena y de casa, pero las hay también con forma de oso, de casa, de flor, de caja, de burro, etc. Están agrupadas por coloridos, formato, tipo, etc. A medida de que la colección fue creciendo, se planteó el problema de dónde y cómo se la iba a exhibir. La colección está dispuesta en un mueble que le diseñé e hice construir a su dueña a tal efecto. El mueble, como se ve en estas fotos, tiene forma de "u" invertida y rodea la arcada entre el comedor y el living. Ha sido pintado de blanco brillante, lo que exacerba los colores propios de las mieleras.

 

 

 

 

COLECCIÓN DE CHANCHOS ALFILETEROS EDUARDIANOS

 

 

Armamos esta colección a partir de dos alfileteros eduardianos de plata sellada que su dueño recibió de su madre, anticuaria de profesión, hace unos diez años. La colección se diversificó y extendió a otros chanchos de metal no estrictamente de plata y tampoco alfileteros: hay uno que es tintero, varios que son sólo adornos, otro que es caja para botones con el chancho alfiletero "parado" arriba y otro que es una fosforera. Los hay parados, sentados, con base y sin, de plata sellada, de bronce, de peltre, de metal plateado, es de muy reciente formación: tiene sólo unos dos años. Cuenta hoy con unas treinta y cinco piezas conseguidas en la feria de San Pedro Telmo de Buenos Aires ó compradas a particulares y comerciantes de Gran Bretaña, Francia, Islas de Man, Wight y Guernsey, a través de remates de antigüedades y objetos de arte. Se halla en plena formación y creciendo a muy buen ritmo: se ha triplicado en cantidad de piezas desde fines de 2006.                                                                               

Avanzan los chanchos de bronce como un ejército, limpios y lustrosos. Alfileteros, palilleros y hasta una vesta case. Con base y sin. Desde  muchas procedencias diferentes.

Como en el horóscopo chino, chanchos de metal. De metales varios: metal plateado, peltre, etc. Nacidos en múltiples lugares. Llegados desde aquí a la vuelta y desde allende los mares. Chicos  y grandes.  Sentados y parados. Todos bien simpáticos.  

 

  

 

LA CURIOSA HISTORIA DE CÓMO NACIÓ ESTA COLECCIÓN

DE USHABTIS

 

 

Foto Diego Gaona

 

Tienen forma de momia (son mumiformes), se las ponía en las tumbas y representaban a los servidores del muerto en la otra vida. Son de cerámica esmaltada, con lindísimos colores y tienen, por lo general, escrituras que refieren a la zona de la cual provienen, a su época, el tipo de personaje que era el muerto, etc. Integran la colección dos “ushabtis” de por lo menos 1.500 años A.C.. Vale decir que hace unos 3.500 años que esas estatuitas están sobre la faz de la Tierra. El British Museum de Londres tiene varias figuras “ushabti” en sus maravillosas colecciones de arte del Antiguo Egipto. El Museo Pushkin de Moscú tiene las de Vladimir S. Golesnichev.
Colección iniciada en El Cairo, Egipto, en el año 1936, por el padre del dueño, cuando sólo tenía 12 años de edad, mientras acompañaba a su padre, que asistía allí a un congreso internacional de Dermatología.
Por una de esas vueltas de la vida, una de esas veces en las que la realidad parece superar a la ficción, contó de entrada con el invalorable y desinteresado asesoramiento y orientación de una eminencia mundial de la egiptología, el sabio ruso Vladimir S. Golesnichev, que tenía por entonces casi 80 años. A Golesnichev le llamó la atención que dos chicos de 12 y 11 años, estuvieran frente a un conocido negocio de venta de arqueología literalmente dando vuelta sus bolsillos para sacar hasta la última moneda, por haberse interesado en piezas arqueológicas del Antiguo Egipto y les ofreció guiarlos diciéndoles qué piezas eran auténticas y les convenía comprar allí y cuáles en otros lados y además hacerles rendir su magro presupuesto.

El Museo Estatal de Bellas Artes Pushkin de Moscú, segundo en importancia en Rusia después del Hermitage de San Petersburgo, recibió en 1909 –1911 las más de 6.000 piezas de la maravillosa colección de arte egipcio antiguo de Vladimir S. Golesnichev.
El célebre estudioso, que entre otras cosas leía perfectamente las escrituras jeroglífica, hierática y demótica, había hecho una tarjeta de referencia a cada una de las cincuenta y tantas piezas iniciales de la colección de las escrituras que llevan las figuras “ushabti” en su pecho o en su espalda. En épocas en que no existían los back-ups, la gran mayoría de esas tarjetas se deterioró y perdió. Luego la colección inicial se dividió y una mitad le fue dada a su dueño por su padre al comenzar la década de 1980. Desde entonces, ha sido cuidada y aumentada por él mediante compras en remates de antigüedades de Buenos Aires, en anticuarios especializados de los E.E.U.U. y de Gran Bretaña y a través de algún regalo recibido.
 

 

Con la colección, en 1980.  Foto Teresita Mata.  

         

 

   

COLECCIÓN DE GRABADOS CON TEMA VACUNO,

EUROPEOS Y AMERICANOS, SIGLOS XVII AL XX

 

Anexo: Láminas de enseñanza agrícola

con tema vacuno

  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

COLECCIÓN DE FIGURAS VACUNAS

 

 

Antiguo Egipto. Cabeza del dios Apis con forma de toro, 525-30 A.C., Dinastía 26, período Tolemaico, bronce fundido, fragmento.

China, siglo XVIII. Figura de vaca echada, de gran tamaño, de cerámica cruda, color terracota, con restos de decoración policroma.

China, dinastía Han, 202 A.C. a 220. Placa de bronce fundido. Diseño muy sintético, casi vanguardista. Aparenta ser un fragmento de una pieza mayor.

China. Siglo XIX. Figura de buey doméstico usado para labores rurales, en actitud dinámica de avanzar. Seguramente, sobre el mandil que se ve en el anca, el conjunto se completaba con la figura de un jinete que manejaba al animal valiéndose de la mocheta que éste lleva en su nariz, mediante una rienda. Marfil tallado. Base de Bois de Rose.

India. Siglo XIX. Figura de vaca de raza índica  con su ternero mamándole hincado sobre sus patas delanteras. Al costado, un arbusto. Los tres elementos sobre una base rectangular. Marfil tallado y pulido.    

India. Siglo XIX. Figura de vaca de raza Brahman ó Nelore sobre una  base rectangular que apoya sobre cuatrobochas. Marfil tallado y pulido.

Figura de vaca alpina de tambo, con collar y cencerro sobre plinto escalonado. Marfil tallado. Talla europea. Siglo XIX

India. Siglo XVIII. Dios Nandi de la diosa Shiva, recostado sobre plinto de forma rectangular. Bronce fundido y cincelado. Objeto de culto.

Francia, siglo XIX. Porcelana Vieux Paris. Vaca amamantando a su ternero sobre plinto de color azulado, cuya textura imita muy fielmente el piso de tierra de un corral ó tambo.

Inglaterra. Antigua tapa de frasco de porcelana Staffordshire con figura de vaca echada.   

Inglaterra. Antigua porcelana Staffordshire. Figura de vaca con su ternero al pie sobre la clásica base cruzada por un arroyo, un sello de casi todo lo hecho por Staffordshire.

Holanda. Antigua figura vacuna de porcelana hecha por la famosa manufactura de Delft.

Holanda. Otra figura vacuna de porcelana hecha por la conocida manufactura de Delft.

Terai, Nepal, dios Nandi de la diosa Shiva. Madera tallada. Objeto de culto. 

India. Dios Nandi de la diosa Shiva. Madera tallada y policromada. Juguete. El chico tiraba de un piolín que pasaba por el orificio del frente para hacerlo rodar, sobre las cuatro ruedas, que ya no están.

India. Terai, Nepal. Dios Nandi de la diosa Shiva. Madera tallada y policromada. Objetos de culto.

India. Dios Nandi de la diosa Shiva. Madera tallada y policromada. Juguete. Rodaba, como el otro juguete que se ve más arriba, sobre cuatro ruedas, tirado por su dueño mediante un piolín. 

Bolivia. Siglo XVIII. Figura de toro votivo. En la parte superior, dos agujeros para introducir hojas de coca a fin de hacerle ofrendas propiciatorias a la Pachamama. Madera tallada.

Virreinato del Alto Perú. Siglo XVIII. Toro votivo. Cerámica esmaltada o vidriada a la sal.

Virreinato del Alto Perú. Siglo XVIII.

Toro votivo.            

Cerámica rústica mate. 

Toro propiciatorio de plata fundida y cincelada, en actitud dinámica. Sobre el lomo, boca de llenado. La tapa remata en la figura de un pájaro. La cadena liga la tapa a la punta de la cola del toro. Obra del platero M.B.   

Inglaterra. Cremera de plata sellada con forma de vaca. Punzones ó contrastes de la ciudad de Londres para los años 1966-67. Hecha por Heming & Co., de Conduit Street, Londres. Sobre la tapa se ve una mosca, también de plata. Se carga por la tapa del lomo y se sirve por la boca. La cola sirve como asa.

Alemania. Dos pequeñas figuras de la manufactura de Meissen. Plintos rectangulares. Porcelana.

Alemania. Figuras de toro y vaca sobre plintos ovales. Porcelana blanca con realces en azul.

Japón. Campana para la ceremonia del té. Bronce fundido, cincelado y patinado. Tiene una pieza suelta adentro que oficia como badajo y, a través de una raja en la parte inferior de la base, emite un sonido muy particular. 

India, Terai, Nepal. Figura vacuna, presumiblemente figura ornamental de algún lugar de culto. Bronce fundido y cincelado.

India, Nepal. Figura de vaca con su ternero al pie. Bronce fundido y cincelado. Marcado efecto háptico.

Figura de faience con flores pintadas a mano y ojos de vidrio al modo de los utilizados en taxidermia.

E.E.U.U. . Vieja alcancía desarmable en dos mitades para

poder extraer los ahorros. Hierro fundido y pintura horneada.

Al desarmarse, se divide en tres piezas: las dos mitades y la cornamenta. Un tornillo ajusta al dorso las dos mitades entre sí.

E.E.U.U. - Vieja alcancía desarmable con forma de toro de raza Aberdeen Angus. Hierro fundido.

Muy pesada.

E.E.U.U. . Toro de raza Hereford. Hierro fundido. Pintura horneada. Usado como sujeta puertas, para contrarrestar los efectos de las corrientes de aire en casas de campo. Muy pesado.

E.E.U.U. - Pisapapeles de cristal hecho por Steuben. Inspirado seguramente en el legendario cacique Sitting Bull.

E.E.U.U. - Cow Parade. Tirada Especial. Porcelana.

 

E.E.U.U. . Siglo XX.  Rowe Pottery.

Gales - Figura de animal de raza Aberdeen Angus. Pasta de pizarra.

La leyenda dice "Las vacas de la familia González comieron hierba del diablo y se empacharon y se pusieron muy tristes. Ellos dan gracias a San Francisco porque no se murieron y ya están mejor. Ofrecen este retablo al Santo."

En una especie de apartado especial, se encuentran varios recipientes (cerámica, porcelana, hueso, de diversos orígenes (Inglaterra, India, E.E.U.U., NO y NE argentinos) y cuyas tapas rematan en figuras vacunas de plata, porcelana, bronce, etc. (llegadas de Asia, Europa, América, etc.). Entre las tapas terminadas en figuras de bóvidos, hay una pesa de bronce para pesar opio y no faltan también algunas con figuras de E.P.N.S. (Electro Plated Nickel Silver), metal plateado hecho con las técnicasdesarrolladas en la ciudad inglesa de Birmingham durante la época victoriana.

 

 

EN PALERMO CHICO,

VIVIR COLECCIONANDO

 

 

Cuadros y esculturas.

 

Palustres victorianos conmemorativos de plata y marfil.


Batutas y bastones de mando varios.

 

Abrecartas de marfil.

 

Marfiles varios, colmillos grabados y objetos hechos con huevos de avestruz. 


Relojes de bolsillo antiguos, etc.

 

NOTA: SE PUEDEN VER DETALLES DE CÓMO ESTÁN COLOCADAS ÉSTAS COLECCIONES EN ESTE DEPARTAMENTO VISITANDO "IMÁGENES" DE ESTA MISMA PÁGINA.